top of page

Qué alimentos, suplementos y probióticos tomar para combatir la bacteria Helicobacter Pylori

Actualizado: hace 3 días


En el anterior blog, presentamos a la Helicobacter Pylori, explicamos con qué síntomas se manifiesta, cómo nos podemos contagiar y qué alimentos o sustancias se aconseja evitar cuando se está infectado. En esta ocasión vamos a ahondar en qué alimentos y suplementos son los recomendados, por su probada eficacia, para tratar la H. Pylori.


Alimentos que hay que potenciar


El H. pylori suele producir una anemia ferropénica ya que disminuye la absorción del hierro. Por eso tenemos que tener en cuenta medidas que aumentan su absorción, como por ejemplo acompañar los alimentos que contienen hierro con otros que tienen nutrientes que favorecen su bioasimilación. Un buen ejemplo de acompañante sería el brócoli, que tiene el doble de vitamina C que la naranja, y con tan sólo 100 g ya se cubre de sobre los requerimientos diarios de esta vitamina. Y la vitamina C aumenta en gran medida la absorción del hierro al mejorar su biodisponibilidad.


El brócoli también es ideal en caso de tener esta infección debido a su alto contenido en sulforafano. Es una sustancia que se encuentra en gran cantidad en los brotes de brócoli y, entre muchos otros beneficios que aporta el sulforafano a la salud, se ha comprobado que es un potente agente bacteriostático contra la H. pylori. Aparte de este efecto directo sobre esta bacteria, también tiene otro mecanismo de acción indirecto que permite reducir la gastritis, ya que induce en nosotros una respuesta citoprotectora, es decir, hace que nuestras células se puedan proteger mejor del daño que les produce el H. pylori.


Otro alimento estrella para mantener a raya el H. Pylori es el ajo, sobre todo por la alicina que contiene. Se empezó a estudiar los efectos que tenía este alimento sobre esta infección cuando se observó que las personas que consumían más cantidad de ajo tenían una menor incidencia de cáncer de estómago, el cuál puede ser la peor consecuencia en la que derive esta infección.


Otro aliado lo tenéis en el té verde, que gracias a los polifenoles que contiene, sobre todo gracias a sus catequinas, inhibe a las ureasas del h. Pylori, que son las enzimas que le permiten sobrevivir en el ambiente ácido del estómago ya que metabolizan a la urea en dióxido de carbono y amonio para así neutralizar el ácido gástrico. Este mismo efecto lo consiguen los antimicrobianos herbáceos que se utilizan para el tratamiento natural del H. Pylori como la berberina.


Otro alimento que debéis incluir en vuestra dieta a diario si queréis reducir la sintomatología producida por el Helicobacter son las uvas negras, ya que tienen otro tipo de polifenol que también inhibe las ureasas, en este caso es el resveratrol.


El regaliz es otro de los alimentos clave puesto que ha demostrado su efecto bactericida frente al Helicobacter. Además, en Aristea también utilizamos a veces el extracto de raíz de regaliz desglicirrizado para el tratamiento de algunos problemas de mucosa, no sólo para úlceras, y solemos pautarlo junto a la goma mastica (lentisco), porque también tiene propiedades anti H. pylori, y el probiótico Lactobacillus reuteri que libera una sustancia capaz de matar a esta bacteria. En el caso que queramos pautar estos tres suplementos conjuntamente solemos recomendar este suplemento que contiene estos tres compuestos: Lentisco Plus.


También sería recomendable que se añadiera la especia orégano a todas las comidas con las que combine bien puesto que es uno de los antimicrobianos más potentes que hay.  De hecho solemos utilizar el extracto de aceite de orégano para tratar varios tipos de infecciones gastrointestinales provocadas por bacterias , ya que se ha comprobado en estudios que son sensibles a este tratamiento, como el H. pylori. 


Antimicrobianos del H. pylori


Os voy a comentar ahora los principales antimicrobianos que utilizamos en Aristea Salud para tratar esta infección, una vez que hemos descartado que se tenga alguna contraindicación, puesto que aunque sean naturales pueden tener varias contraindicaciones e incluso interaccionar con otros suplementos o fármacos. De ahí la importancia de que los tratamientos sean prescritos y supervisados por un profesional de salud experto en fitoterapia, como es el equipo de Aristea Salud. Como suelen prescribirse tantos antibióticos para tratarla, con frecuencia se desarrolla resistencia a esos antibióticos, por eso es importante tener en cuenta otros tratamientos alternativos para esta infección.


Aceite de orégano. El aceite de orégano es uno de los más potentes y efectivos antisépticos naturales. Elimina bacterias, hongos, parásitos y virus con tan solo unas pocas gotas. Además, no ocasiona efectos secundarios ni potencia mutaciones que dan lugar a cepas patológicas resistentes, como ocurre con los antibióticos farmacológicos.


Alicina. La alicina ha sido ampliamente estudiada por su potencial frente a infecciones bacterianas, víricas y fúngicas, así como por su capacidad antioxidante, antinflamatoria y de apoyo al sistema inmune. Si hacéis click sobre la palabra alicina que está en azul, vereis un ejemplo de un buen extracto de alicina procedente del ajo pero al que se le han quitado gran parte de los fructanos que hacen que algunas personas no toleren tomar ajo directamente por la flatulencia que les produce.


Berberina. La berberina es reconocida por su capacidad para apoyar la salud del sistema digestivo y fortalecer el sistema inmunológico. Además, investigaciones recientes han ampliado su perfil de beneficios, indicando que puede ser útil en el apoyo a la salud cardiovascular y la función cognitiva.


Tomillo. Esta hierba aromática ha demostrado tener efecto tanto antibacterianas como antifúngicas, además de tener propiedades carminativas y expectorantes. Se ha visto en estudios como tanto el tomillo como el Eucalipto pueden ayudar a controlar la H. pylori.


Lentisco. El lentisco se utiliza desde la antigüedad para tratar las diarreas, encías sangrantes producida por la gingivitis, a modo de chicle, también conocido como goma de lentisco o goma mastica. También en gastritis y úlceras, y como digestivo en general. Es muy rico en taninos lo que le confiere propiedades antiinflamatorias y antihemorrágicas.


Probióticos eficaces contra H. Pylori. 


El Lactobacillus reuteri, junto con el Lactobacillus acidophilus y el Bifidobacterium longum, son probióticos reconocidos por su efectividad frente a esta bacteria. Estos probióticos no solo pueden ayudar a promover la salud gastrointestinal, sino que también han mostrado ser útiles para reducir los efectos secundarios del tratamiento para H. pylori, como la diarrea y el mal aliento. No todas las cepas de estos probióticos son igual de efectivas para tratar esta infección, os paso un par de ejemplos de probióticos que contienen las cepas que han probado en estudios ser las más eficaces para tratar el Helicobacter pylori:


Helicobacter pylori Fight. Contiene un probiótico capaz de neutralizar Helicobacter pylori (Lactobacillus reuteri). Alivia el reflujo ácido, los dolores de estómago, las úlceras y el malestar gástrico crónico. 


Helicobacter pylori Fight Advance. Contiene 3 probióticos de renombre (Lactobacillus acidophilus, Bifidobacterium bifidum y Streptococcus thermophilus) que ayudan a equilibrar la microbiota intestinal y se unen a la mucosa del estómago, reduciendo el número de sitios donde H. pylori podría adherirse.


Bismuto. Tiene una acción directa sobre Helicobacter pylori y está indicado tanto para el tratamiento de la gastritis como de la úlcera gástrica y duodenal. 


Precauciones con el bismuto


Es muy importante que en caso de niños y adolescentes el tratamiento con bismuto esté pautado y supervisado por un profesional de la salud.


Durante el tratamiento se recomienda no beber leche, pues puede interferir en el mecanismo de acción de Bismuto, aunque pequeñas cantidades de leche con café o té, tomadas con las comidas, no van a interferir de manera significativa.


Ten en cuenta que la fruta o zumos de fruta deben tomarse media hora antes o media hora después de una toma de Bismuto porque pueden alterar su acción.


Durante el tratamiento con Bismuto no se recomienda la toma de bebidas alcohólicas. No

deben ser ingeridos otros medicamentos a la vez, particularmente antiácidos. La administración a la vez de Bismuto y tetraciclinas (un grupo de antibióticos) puede inhibir la absorción de las tetraciclinas.



Si deseas tratar tu infección por Helicobacter pylori por un profesional de Aristea, puedes reservar la consulta online directamente desde nuestra web: www.aristeasalud.com   


Los enlaces conducen a BioTherapeutics.shop. Usa el cupón de descuento “ARISTEA” para obtener un 5% de descuento adicional en tu pedido.


Autora: Mayca Carrillo, Número de Colegiada: AND-00797


Lista de suplementos mencionados en el blog: 


295 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page