top of page

Impacto de la Microbiota Intestinal sobre el TEA y otros Trastornos del Neurodesarrollo

El eje microbiota-intestino-cerebro se refiere a la comunicación bidireccional que hay entre los #microorganismos que se alojan a nivel gastrointestinal y el Sistema Nervioso Central.


Este eje tiene un efecto muy importante sobre los procesos que ocurren en el cerebro, desde la síntesis de neurotransmisores hasta la modulación de comportamientos como la sociabilidad y la ansiedad. Por tanto, la disbiosis no sólo se puede manifestar con trastornos gastrointestinales, ya que incluso la única sintomatología que podría tener es la neurológica, como por ejemplo alteración de las relaciones sociales y comportamiento repetitivo (que son síntomas principales del #TrastornoDelEspectroAutista).


Hay una clara diferencia en la composición de la #microbiota entre #TEA y personas neurotípicas, y los estudios en animales han demostrado repetitivamente que la microbiota intestinal tiene un papel muy importante en la patofisiología del TEA. Esto se explica por la anormalidad que hay en los metabolitos microbianos, que dan lugar, entre otros efectos, a la alteración del Sistema Inmune produciendo respuestas anómalas [1].

Os voy a comentar algunos estudios donde se ha observado como la #disbiosis se relaciona con síntomas de TEA:


En el estudio del equipo de Berding que se publicó recientemente [2] se observó como la presencia de Peptostreptococcaceae y Faecalibacterium predice una puntuación de déficit social en niños con TEA. Por otra parte, los perfiles microbianos asociados a la dieta se relacionaron con síntomas gastrointestinales.

Este estudio se realizó para evaluar la consecuencia que tenía la dieta en el TEA y se observó cómo estos niños tienen principalmente dos patrones dietéticos distintos, los cuales se asocian a ciertos perfiles microbianos.


Patrón Dietético 1:

Mayor ingesta de verduras, legumbres, nueces y semillas, frutas, carbohidratos refinados y tubérculos, pero menor ingesta de dulces.

Asociado a una menor abundancia de Enterobacteriaceae, Lactococcus, Roseburia, Leuconostoc y Ruminococcus.


Patrón dietético 2:

Menor ingesta de verduras, tubérculos, legumbres, nueces y semillas.

Asociado a una mayor abundancia de Barnesiellaceae y Alistipes y menor de Streptophyta; y también se asocia a mayores niveles de propionato, isobutirato, valerato e isovalerato.


Y gracias a este estudio se puede apreciar el gran impacto que tiene la #alimentación sobre la composición microbiana del intestino de niños con TEA. Como vemos, una dieta rica en fibra se asocia a un perfil microbiano más favorable.


Hay unas alteraciones específicas de algunos géneros microbianos en niños con TEA los cuales se asocian a algunos de los síntomas. Específicamente, suelen presentar un índice menor de Bacteroidetes a Firmicutes y una mayor abundancia de Clostridium y Desulfovibrio, lo que se asocia con la severidad de los síntomas de TEA. Además, también se ha encontrado que hay diferencias en productos microbianos, como Ácidos Grasos de Cadena Corta (AGCC), entre niños con TEA y niños neurotípicos. [3] [4]


Mediante la dieta se puede modular la microbiota intestinal y los AGCC, especialmente al incrementar las bacterias productoras de butirato, y también se puede aliviar los síntomas gastrointestinales asociados al TEA [5].


Por otra parte, los niños con TEA suelen tener en el intestino menores porcentajes de Akkermansia, pero también contienen menos Bacteroides, Bifidobacterium y Parabacteroides y sin embargo tienen una concentración mayor de Faecalibacterium, comparado con niños neurotípicos. Además, los niños con TEA han mostrado en los estudios tener menor riqueza de Enterococcus, E. coli, Bacteroides y mayor riqueza de lactobacillus.

Las especies de Sutterella suelen asociarse al TEA, al síndrome de down y a la enfermedad inflamatoria intestinal.

En el TEA hay una gran proporción de bacterias del género Sutterella, entre un 1 y un 7% del total, lo que la convierte en el tercer grupo microbiano por detrás de los Bacteroidetes y los Firmicutes. Y me gustaría resaltar que en el estudio del equipo de Williams, donde se encontró esta gran proporción de Sutterella en TEA, este tipo de bacterias no fue encontrado en las muestras de niños neurotípicos que sufrían trastornos intestinales semejantes a los niños autistas.

Otro descubrimiento que hizo el equipo de Williams es que en los niños con TEA que tienen Sutterella en su intestino se pueden detectar anticuerpos contra ella en su sangre.

Probablemente la presencia de la Sutterella es un síntoma del autismo y no una causa, ya que no se ha encontrado en el 50% de los pacientes [6].



Los resultados de los estudios basados en la modulación de la microbiota concluyen que este tratamiento es efectivo para mejorar la sintomatología de TEA, y esto concuerda con los resultados que estamos obteniendo en el equipo de Aristea Nutricionistas, por eso cada vez basamos más nuestros tratamientos de niños con trastornos del neurodesarrollo en la corrección de las alteraciones que se observan en los test metagenómicos de la microbiota intestinal como el del laboratorio Xenogene, que ha desarrollado un perfil específico para TEA, ya que tiene varios paneles de microbiota productora de neurotransmisores como por ejemplo el de la imagen que os voy a poner a continuación. En sucesivos posts os explicaré cómo afecta en el TEA cada uno de los metabolitos producidos por la microbiota y cómo se podría mejorar estas alteraciones.


Referencias bibliográficas:

[1] Donghun Oh et al. Alteration of Gut Microbiota in Autism Spectrum Disorder: An Overview. 2020

[2] Kirsten Berding et al. Diet Can Impact Microbiota Composition in Children With Autism Spectrum Disorder. 2018

[3] Tomova et al. Gastrointestinal microbiota in children with autism in Slovakia. 2015

[4] Wang et al. Elevated fecal short chain fatty acid and ammonia concentrations in children with autism spectrum disorder. 2012

[5] Liu et al. Altered gut microbiota and short chain fatty acids in Chinese children with autism spectrum disorder. 2019

[6] Williams et al. Application of Novel PCR-Based Methods for Detection, Quantitation, and Phylogenetic Characterization of Sutterella Species in Intestinal Biopsy Samples from Children with Autism and Gastrointestinal Disturbances. 2012


-------------------------------------------------------------------------------------------------

Si estáis interesados en tener consulta con un especialista en Neurodesarrollo, en el apartado "equipo" podéis ver la descripción de los profesionales y allí se especifica si son en expertos en TEA, TDAH y sus otras especialidades para que elijáis el que más experiencia tiene en vuestro caso. En caso de duda llamar al 688 92 45 50 y la secretaria os dirá quien es el más idóneo para vuestro caso en particular.

989 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page